Ella lo sostiene, Córdoba le reza.

220

El día de 12 de mayo de 2019, pasó a quedar escrito con letras doradas en la historia de la Hermandad de los Dolores y de la ciudad de Córdoba. Y es que fueron miles, los fieles devotos que  pasaron delante de Nuestra Señora de los Dolores para contemplarla y poder besar la mano de la Reina y Señora de Córdoba, Madre de Dios y Madre nuestra.

Pero, además de lo extraordinario de la celebración por los tres siglos de devoción del pueblo de Córdoba a su Virgen de los Dolores, hubo un detalle singular que estuvo presente durante todo el día.

Sí, fueron miles los hijos y devotos que se postraron ante la Señora, pero sólo uno tuvo el privilegio de estar todo el besamanos cogido de Su mano. Ella lo sostiene, y Córdoba entera le reza con un beso de amor a una Madre, con un beso de amor a María, a la que tanto quiere y admira.

Bien temprano el Guardián del Convento de Capuchinos, Fray Francisco, tuvo a bien el llevar un sencillo rosario de Fray Ricardo, a petición de la cofradía, para que la Virgen lo portara durante el día en su mano derecha ofrecida al pueblo de Córdoba.

Es conocido por todos, los problemas de salud y las dificultades por los que está pasando Fray Ricardo. Por este motivo la hermandad quiso, en este día tan especial, conceder el privilegio de que Fray Ricardo estuviera más cerca que nadie de María, Madre y Señora Nuestra. Cada beso  que recibió la Virgen era una caricia al que duerme y descansa en un sueño profundo del que algún día deseamos despierte.

Hoy día 13 de mayo, día en que se conmemora el 102 aniversario de la primera aparición de Ntra. Sra. Del Rosario de Fátima, Fray Ricardo sigue junto a su Madre que tanto ama: Ella lo sostiene, Córdoba le reza.

José Daniel González Luna

Diputado de Evangelización y Formación